Contáctenos:

|

Recomendaciones para hacer una pipa casera

Recomendaciones para hacer una pipa casera

En Solotabaco.com sabemos que a los aficionados a las hojas de tabaco también les gusta experimentar, por eso hemos preparado estas recomendaciones para hacer una pipa casera que te servirán de mucha ayuda si es la primera vez que te embarcas en un proyecto de este tipo. No tienes que ser un experto para obtener un resultado pero en definitiva sí debes ser detallista y trabajar con mucho cuidado.

Primeras recomendaciones para hacer una pipa casera

Hay dos maneras desde las que podemos partir para hacer comenzar a hacer una pipa. Los fabricantes experimentados quizá necesiten solo papel de lija y algunas herramientas para dar forma al trozo de madera. Pero en el caso de quienes tienen poca práctica en esta materia necesitan reunir un juego de herramientas para que el trabajo quede más prolijo.

Entre los instrumentos que utilizarás para dar forma encontramos un taladro de mano, sierra de calar, lijas y una herramienta rotatoria, los cuales facilitarán el trabajo. Puedes adquirir la madera para iniciar el trabajo desde cero, pero hay una manera más cómoda de hacer el trabajo y es comprar un kit que consiste en un bloque de madera ya perforada y un conducto de humo ya instalado.

Al comprar un bloque de este tipo tienes parte del trabajo hecho y tu tarea será darle la forma apropiada. Comience haciendo un esbozo con la forma de la pipa para luego comenzar a tallar la cazoleta y el caño. En este punto tendrá un aspecto muy rústico que poco a poco irá mejorando con la lija y el resto de las herramientas.

A medida que avance su proyecto tenga en cuenta los siguientes aspectos:

  • La pipa debe ser simétrica, así que verifica cómo va el trabajo por ambos lados a medida que avance el trabajo.
  • Las líneas deben ser regulares, sino se notará en el resultado final y tendrá detalles irregulares. Puede ver el progreso mirando el perfil de la pipa.
  • Elimine suficiente madera a medida que le dé forma a la pipa para que no sea muy pesada al final. Tómela entre los dedos para asegurarse de que no está muy delgada.
  • Borre todas las marcas de las herramientas con lija para que no quede ninguna imperfección visible.
  • Cuando esté satisfecho con la forma de la pipa, coloque el conducto que trajo instalado y déjelo en agua hirviendo durante unos segundos para poder doblar el caño. Proteja sus manos para no quemarse.

Tome la pipa entre sus manos y note cómo se siente, si está satisfecho con lo hecho hasta ahora, es el momento de darle el acabado final. De este proceso hablaremos más adelante.

Como verás, así como la manufactura del cigarro encierra un proceso delicado, sucede lo mismo con las pipas, donde un pequeño error puede hacer que tu producto no sea funcional. Este primer proceso es el más sencillo de los que tenemos para mostrarte. Ahora vamos con el más delicado en que tendrás que perforar tú mismo los agujeros que lleva este mecanismo.

Fabricación dese cero

Lo más importante de la fabricación de una pipa desde cero es asegurarse de hacer un trabajo con mucha precisión. Eso es justo lo que lo hace complicado porque los agujeros deben estar hechos en el lugar correcto, con el tamaño y ángulos precisos. Si no es así la pipa no funcionará de manera correcta.

Para comenzar elije el material con el construirás la pipa. La madera puede ser de cerezo, olivo, o brezo. Pero también es posible hacerlas con espuma de mar, arcilla o mazorca de maíz. Pero partamos del hecho que vas a trabajar con madera porque es uno de los más comunes y que mejores resultados da.

De igual forma que en el caso anterior, el primer paso será marcar la pieza con la forma de la pipa tanto por la parte superior como en el lateral. Las líneas guías deben incluir los sitios donde van los agujeros.

A continuación corta la forma básica de la pipa, para luego pasar a la parte más delicada que es la de los agujeros.

El primer agujero que debe hacer es el del conducto de humo. Este es difícil de realizar porque por lo general es largo y delgado. Para ello ayúdate con una broca y un taladro. Ten cuidado de dibujar las líneas guías con claridad y seguirlas para que no haya imperfecciones al final.

Tiene que prestar atención a la unión entre el caño y la cánula, estas deben tener el mismo diámetro para evitar que se formen humedades cuando esté fumando. A medida que lo trabaja comprueba que el ajuste sea el correcto para que no pierdas el trabajo.

Por último, dedícate a la cazoleta. La mayor dificultad que tendrás en este caso es que la parte inferior debe ser redonda. Ve perforando poco a poco hasta que llegues a las líneas guías y dale la forma adecuada en el fondo.

El último paso en la construcción de las pipas será el acabado. Esto lo puedes hacer con un colorante de anilina y luego aplica un poco de cera es pasta. Como verás no solo fumar es un arte, también lo es diseñar tus propios instrumentos. Ármate con las herramientas necesarias y mucha paciencia para hacerlo.

Con estas recomendaciones para hacer una pipa casera seguro te animas a intentarlo. Si ya lo has hecho antes, cuéntanos qué consejos le darías a quienes quieren comenzar a crear sus pipas.

Deja una respuesta