Contáctenos:

|

Cómo son los cultivos hidropónicos de tabaco

Cómo son los cultivos hidropónicos de tabaco

Hoy tu web para Comprar Hojas de Tabaco online te da a conocer cómo son los cultivos hidropónicos de tabaco y en cuál parte de su proceso es aplicado. Es una técnica a la que está apostando la industria gracias a los beneficios que está reportando. Conócelos a continuación en el siguiente artículo.

¿Qué es la hidroponía?

No es más que el cultivo sin tierra. La técnica se conoce desde hace muchos años, pero en los últimos 60, es cuando ha adquirido más notoriedad, gracias a los beneficios que aporta a la agricultura y la industria alimenticia en general.

Esta técnica de cultivo posee más de 2400 años, los primeros indicios que existen de esta, están precisamente en una de las “7 maravillas del mundo antiguo”, los Jardines colgantes de Babilonia, según los cronistas, estos eran regados desde las zonas más altas del jardín hasta las más bajas.

En el mundo azteca fueron los primeros en usar la técnica de hidroponía, algo parecido a lo que se conoce en la actualidad, en el lago de Texcoco -lo que hoy es Ciudad de México-, su forma de hacerlo era tan eficaz que cosechaban un 100% de lo que cultivaban.

Los primeros registros escritos que hay de cultivo hidropónico son de 1600, en esa época el biólogo belga Jan Van Helmont explicó que las plantas obtienen parte de su alimentación a través del agua. En 1699, John Woodward también hizo su aporte a este método cuando detectó que el crecimiento de las plantas respondía a ciertas sustancias del agua, que se obtienen a través del suelo, esto lo hizo gracias a estudios comparativos en los que vio que, con agua pura, las plantas no crecían igual.

Para 1860, los botánicos de Alemania, Julius Von Sachs y Wilhelm Knop también hicieron su contribución para desarrollar la hidroponía. Estos fueron los primeros en crear soluciones ricas en nutrientes para cultivos, al darse cuenta que las plantas necesitaban ciertas cantidades de minerales muy específicos.

En 1928, William Frederick Gericke -profesor titular de la Universidad de California- protagonizó titulares de prensa, gracias a sus tomates y otras plantas por su asombroso tamaño, cultivados en soluciones minerales, fue él quien finalmente puso nombre a la ciencia y la da a conocer como lo que es en la actualidad.

Gracias a este método, las plantas no son alimentadas por su vía natural que es la tierra, sino por una solución sintética de agua y sales minerales de diversos componentes. Quizá hayamos empleado esta técnica en casa, cuando colocamos las flores o pequeñas plantas en un jarrón con agua para que subsistan por un tiempo determinado. Claro, para cultivos más grandes, se requieren una técnica más eficaz y de mayor envergadura.

Cultivos hidropónicos de tabaco

Quizá se convierta en un pequeño problema para aquellos productores pequeños que no tienen disponibilidad de agua en cantidades industriales. Lo que sí es cierto es que esta técnica brinda una serie de beneficios adicionales -por no usar el método tradicional-con la que se ahorrará tiempo, evitará la rotura de las plántulas y no tendrá que estar pendiente del pH del suelo ni desinfectarlo con bromuro de metilo.

Para el tabaco la hidroponía se emplea los primeros 60 días de la planta. Se usa para que esta sea más fuerte y desarrolle un sistema radicular (raíz) más vigoroso y sobreviva con mayor facilidad a los embates del campo. Debe construir una especie de pileta o piscina nivelada al suelo y armada con un marco de alambres o ladrillos superpuestos que luego deben ser forrados con plástico y se llena de agua.

Cuando ya tenemos este espacio listo, sobre ella se colocan las bandejas tipo telgopor y en cada celda, se colocará una semilla. Este tipo de cultivo se realiza en condiciones aisladas para evitar, sobre todo, las plagas y enfermedades.

Las simientes están provistas de una cobertura que las protege y garantiza hasta un 95% calidad en la germinación, que no se logra en términos normales, pero acá priva otro elemento, no todos los agricultores tienen la capacidad económica de aplicar la técnica.

Cuando empiezan a aparecer las primeras hojas del cultivo, se efectúa el proceso de sanitación y fertilización, además, se podan para que puedan ser trasplantados al suelo.

Ventajas de aplicar hidroponía en el proceso de cultivo de tabaco

  • - Se reduce el uso de agua en un 90% porque esta se recicla.
  • - La cantidad de espacio requerido es cuatro veces menor que el de un cultivo tradicional.
  • - Se reducen los costos de producción.
  • - Existen menos posibilidades de encontrar bacterias, gusano cogollero, parásitos y hongos en el cultivo.
  • - La higiene y la limpieza son más fáciles de controlar.
  • - Tienen rápido retorno de inversión.
  • - Son afectado en menor medida por fenómenos meteorológicos.
  • - Los cultivos tienen mayor velocidad de crecimiento.
  • - Se pueden utilizar aguas con grandes cantidades de sal.
  • - El clima no influye tanto por lo que se pueden realizar en cualquier zona.
  • - Al tener bajo costo, genera precios competitivos y a la vez ofreces un producto de altísima calidad.
  • - No se necesitan conocimientos profundos de agricultura.
  • - Si quieres cultivar en casa, puedes hacerlo, recuerda que el tabaco es una planta un tanto tóxica y debes de tener cuidado si hay niños en el hogar.
  • - Se pueden corregir la falta o exceso de algún nutriente.
  • - Estos cultivos son más limpios y naturales, no generan impactos sobre el medio ambiente.
  • - Los cultivos hidropónicos no necesitan abono orgánico.

La tecnología ha sido aplicada en parte del proceso de tabaco desde 1998. Son pocos los pequeños productores que se han embarcado en esta aventura y los resultados han sido positivos. Algunas empresas también están haciendo pruebas y, al ver reducidos sus costos, están empezando a apostar a ella.

¿Qué te ha parecido este artículo de los cultivos hidropónicos de tabaco? Recuerda comentarlo y compartirlo en tus redes sociales.

Deja una respuesta