Contáctenos:

|

Tabacos en Asia y su relevancia como símbolo de estatus

Tabacos en Asia y su relevancia como símbolo de estatus

Hoy en tu tienda para Comprar hojas de tabaco queremos hablarte de los tabacos en Asia y su relevancia como símbolo de estatus, esta cultura es la principal consumidora en el mundo y la que concentra mayor densidad poblacional. La importancia social de los puros en países como China, Japón, Tailandia e Indonesia hace que la industria no pare de crecer así como sus variedades regionales y marcas emergentes, mientras tanto en otras zonas como Singapur las leyes para prohibir su consumo se endurecen.

La introducción del tabaco en Asia

El tabaco es un producto de cultivo en climas cálidos originario del continente americano, que fue introducido en Europa gracias a la colonización española, pero la historia apenas comienza allí. En otras exploraciones extranjeras como las francesas e inglesas las variedades de semillas se difuminaron por el mundo, la primera expansión fue al mediterráneo oriental, abarcado en su mayoría por el imperio otomano.

Se cree que su introducción en Asia del Este, el continente africano y Oceanía se dio entre los siglos XVI y XVII por diversos medios, uno de los principales por los españoles quienes expandieron la industria hasta Filipinas. A partir de allí fue calando en el resto de regiones como Tailandia, China, Indonesia, Corea y por último Japón en donde el producto no tuvo el mejor recibimiento al principio.

Las variedades de cultivos tabaqueros conocidos como orientales se caracterizan por tener hojas más pequeñas, gruesas y ser sumamente aromáticos. En zonas del sur-este asiático como Vietnam no es popular el consumo de cigarros, aunque la “nicotiana rústica” procedente de este país es una de las más mortales por su alta concentración de nicotina así que habitualmente es utilizada solo con fines pesticidas.

A través de la revolución industrial el comercio tabaquero en el mundo despegó.

El tabaco en Asia y el estatus social

Se estima que alrededor del 60% de la población mundial está concentrada en el continente asiático por lo que no es extraño pensar que gracias a este se mantenga toda una industria como la del tabaco. En países como China más de 50% de los adultos hombres tienen el hábito de fumar, la existencia de unas 400 marcas locales hace que el número no esté cercano a disminuir.

En la sociedad actual asiática, en especial la relacionada con el mundo de los negocios, el fumar puros es visto como símbolo de estatus, algo para compartir con los socios a la hora de conversar sobre inversiones, acuerdos y nueva producción.

Las culturas altamente corporativas como la japonesa, china e indonesia son conocidas por su alto consumo de nicotina en reuniones familiares o empresariales. Entre los varones es común que se ofrezcan tabacos.

En Japón el aumento de los impuestos para la compra de cigarros y las estrictas regulaciones impulsaron a que este 2016 la proporción de hombres fumadores en el país disminuyera en un 29,7% la cifra más baja en su historia según el estudio de Japan Tobacco que representa unos 570 mil fumadores menos. En épocas como 1966 el 83,7% de los varones nipones tenían el hábito del tabaquismo.

Caso simular al japonés pasó en Tailandia en donde desde hace más de 9 años las leyes anti-tabaco dificultaron el acceso de estos a la población, lo que disminuyó la manufactura local.

En sociedades como la China la industria tabaquera no tiene ganas de retroceder con cientos de poderosas marcas locales que varían en precios y regiones dedicadas al cultivo de este producto. El portal web Chinalati resalta en un artículo sobre el consumo de tabacos en este país la relevancia que tiene a nivel social y económico y su fuerte creencia nacionalista, debido a que la población de fumadores prefiere comprar marcas nacionales.

En el gigante asiático los cigarrillos sirven para establecer relaciones sociales, como regalo para los posibles aliados de negocios, ofrenda para la familia, para dejar una buena impresión o iniciar conversaciones en ambientes casuales. Es muy importante la marca y el precio a la hora de escoger ante cada situación.

En China el número de fumadores ascendía a los 350 millones según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2012 superando al consumo de este producto en Europa. El comportamiento en cuanto al estatus social en ambos países (Japón y China) es semejante.

En Indonesia el hábito de fumar también está reacio a desaparecer, en este país se concentra el quinto mercado tabaquero más grande del mundo, fortalecido por 4 grandes empresas como son Gudang Garam, Djarum, Sampoerna y Bentoel o British American Tobacco. El 36% de la población es fumadora.

Singapur y sus estrictas leyes anti-fumadores

No todo en Asia es un campo de flores con respecto a la industria del tabaco. Singapur es uno de los países más estrictos en el mundo en cuanto a campañas anti-fumadores y leyes estrictas para quienes lancen colillas o fumen en zonas prohibidas, con multas gigantes, posibles penas de cárcel e impuestos que hacen retroceder a cualquiera. Los altos precios hacen que menos del 20% de su población fume y en esta proporción muchos recurren al contrabando para disminuir costos. Japón y Tailandia pretenden repetir su ejemplo en los próximos años.

Los tabacos en Asia aún tienen su espacio cultural en estas sociedades para demostrar estatus y relacionarse con otros a pesar de las duras leyes. ¿Has viajado a alguno de estos países? ¿Qué otras particularidades de este mercado conoces? Coméntanos tu impresión en los comentarios.

Deja una respuesta