Contáctenos:

|

¿Cómo el tabaco estimula la mente?

¿Cómo el tabaco estimula la mente?

¿Te has preguntado cómo el tabaco estimula la mente? En Solotabaco.com te daremos a conocer todos los beneficios que trae el consumo de esta planta. Según investigaciones, dejar de consumir hojas de tabaco disminuye las actividades del cerebro. Conoce un poco más acerca de este tema en el artículo a continuación.

Efectos comprobados

Según investigaciones que se han realizado en diversas universidades europeas, el consumo de las hojas de tabaco trae efectos positivos en el cerebro. Uno de esos estudios, se llevó a cabo en el instituto danés Panum de Copenhague. Descubre los múltiples aportes del tabaco a la ciencia.

Según esta prestigiosa universidad, fumar hojas de tabaco en sus distintas presentaciones aumenta la inteligencia. Esta información es confirmada por el profesor Albert Gjedde quien también realizó investigaciones propias que dieron el mismo resultado.

De hecho, el estudio del profesor arrojó que si un fumador dejaba de consumir tabaco repentinamente sus niveles de inteligencia disminuían notoriamente.

El funcionamiento el cerebro y su metabolismo -con respecto al oxígeno- disminuye, explica el profesor. Debido a esto, cuando las personas dejan de consumir tabaco su capacidad de pensamiento se reduce. Solo cuando la persona retoma el hábito la energía cerebral aumentará a los niveles a los cuales estaba acostumbrado.

En cuanto a qué define el profesor Albert Gjedde como inteligencia, dice que es la capacidad de tomar decisiones sensatas y anticiparse a los retos que les pone el futuro. En ese aspecto, el tabaco y la nicotina -principal componente de las hojas de esta planta- ayudan al cerebro y sus funciones.

Otras de las investigaciones han concluido que el tabaco puede proteger a las personas contra enfermedades del cerebro, incluso permitir la recuperación de algunos padecimientos como el Alzheimer o el Mal de Parkinson.

Desórdenes de atención, enfermedades intestinales inflamatorias y síndrome de Tourette, entre otras enfermedades, también pueden ser disminuidas con nicotina. Una de las hojas recomendadas para estos fines es la Virginia Full Flavor.

Según todos estos estudios, la nicotina afecta los receptores del centro de la memoria y esto permite que haya una mejor organización.

El tabaco mejora el rendimiento mental

Stephen Heisman también ha hecho diversas investigaciones acerca de cómo la nicotina puede mejorar el desenvolvimiento del cerebro en las distintas funciones que tiene. Él, junto a otro grupo de científicos, dio a conocer que la mejora es notoria.

El tabaquismo aumenta el rendimiento del cerebro de manera sorprendente en una amplia gama de áreas, entre ellas, la concentración, la velocidad, habilidades motoras y, la mejor, la memoria, capacidad de recordar y resolver problemas.

Los científicos explican que los beneficios son tantos que por eso se le hace tan difícil a las personas dejar de fumar de buenas a primeras -también porque se vuelven adictos al tabaco en sus distintas presentaciones-. Conoce las diversas presentaciones que tiene nuestra web de hojas de tabaco.

En cuanto al síndrome de la abstinencia -enfermedad que experimentan las personas al dejar de fumar-, según el doctor, es algo netamente físico que es el mismo fumador que debe luchar para no caer en ella. Es decir, será el mismo consumidor de tabaco que trate en la medida de lo posible de disfrutar de los amplios beneficios que tiene el fumar, pero se debe controlar.

Depresión, fatiga y poca concentración son las sensaciones que tienen los fumadores en general. Los científicos explican que esto pasa debido a que las actividades del cerebro disminuyen exponencialmente y esto se ve reflejado en el aspecto físico.

Existen personas que no pueden dejar de fumar cuando están trabajando. De hecho, existen trabajos en los que existe una “hora de fumar”. Algunos confiesan que se ven estimulados por la nicotina para desempeñarse mejor.

Esto está comprobado a través de otras investigaciones que se realizaron en Japón en las que confirman que las hojas de tabaco aumentan la capacidad del cerebro para trabajar, también mejora su velocidad de respuesta, resistencia y concentración. Hay presentaciones del tabaco como el chimó que se usa en jornadas de trabajos en el campo.

¿Cómo funciona mejor?

Existen diferentes maneras de obtener la nicotina a través de las hojas de tabaco. Una de las más tradicionales, es con el cigarrillo. Otra de las vías es a través de chicles y parches de nicotina, pero los efectos nunca serán los mismos.

Basado en las explicaciones científicas, cuando la nicotina es inhalada a través del humo llega al cerebro de manera más rápida y eficiente, en pocos segundos, el cerebro se ve “sacudido” y despertado para potenciar sus funciones. En promedio, este efecto dura entre 25 y 60 minutos.

A pesar de los múltiples carteles de “no fume” muchos empleadores no pueden evitar que sus empleados lo hagan; de hecho, crean espacios para ellos, para respetar a las personas que no les gusta el olor a tabaco o no disfrutan de sus beneficios.

Esto también ha sido comprobado científicamente. Un gerente general de una empresa traductora de Londres,Inglaterra se percató que su equipo se desenvolvía mucho mejor después de la hora de fumar.

Después de ver esto, hasta él mismo animaba a los empleados a tomar su hora de descanso y fumar para continuar con una exitosa jornada de trabajo. Hasta les regalaba goma de mascar para prolongar que el cerebro esté más activo.

En los años 90 se realizaron múltiples estudios acerca de cuán beneficiosa podría llegar a ser la nicotina y su efecto en el cerebro. Fue en Nueva Zelanda que se detectó que el consumo de hojas de tabaco podría aumentar tu coeficiente intelectual hasta 6 puntos.

Es decir, si usted posee un coeficiente intelectual de 94, si es fumador o comienza a fumar, podría llegar hasta los 100 puntos.

Otros estudios, han señalado que los efectos positivos del tabaco se ven reflejados en las expresiones culturales y artísticas que ha tenido Europa y Estados Unidos. Escritores, pintores, músicos, poetas, etc., son conocidos como fumadores apasionados y genios.

Humo y creatividad

Aunque el tabaco logra excitar el cerebro de manera sorprendente se debe dosificar y respetar, por ejemplo, las horas de sueños. A medida que las neuronas trabajan en exceso producen una sustancia que produce la sensación de sueño.

Algunas personas -estudiantes o trabajadores- suelen mantenerse despiertas con una combinación ancestral -café y tabaco-. Ambos, bloquean la sustancia del sueño y así se minimiza el cansancio. Se debe tener cuidado con no abusar de esto porque podría traer efectos negativos en el organismo.

Uno de los efectos, según estos estudios, es "quedar en blanco". Se puede presentar disminución de la atención o poca retención del conocimiento, en el caso que solo se apoye en el cigarrillo.

Para evitar que sucedan estas enfermedades lo mejor será respetar los periodos de descanso. Un estudiante o trabajador debe dormir mínimo 7 horas, así el cerebro estará listo para asumir los retos que se le coloquen, mejor aún si lo acompañas con unas hojas de tabaco.

Existen personajes históricos de la literatura como Sir Arthur Conan Doyle (Sherlock Holmes), John Roland Reuel Tolkien (J.R.R Tolkien), del mundo científico Edwar Hubble, fumaban y no les importaba salir retratados con sus pipas de tabaco.

La actriz y modelo Greta Garbo, le gustaba las hojas de tabacos en sus distintas presentaciones. Otro personaje clave de la historia moderna, Albert Eintein confesó una vez que el tabaco contribuía a que se calmara en diversos asuntos humanos.

¿Qué te ha parecido este artículo de cómo el tabaco estimula la mente? ¿Eres fumador? ¿Crees que esto sea así? Deja tus comentarios abajo.

Deja una respuesta