Contáctenos:

|

¿Qué tipo de consumo de tabaco se adapta a tu estilo de vida?

¿Qué tipo de consumo de tabaco se adapta a tu estilo de vida?

Alguna vez te has preguntado ¿qué tipo de consumo de tabaco se adapta a tu estilo de vida? En solotabaco.com despejaremos esas dudas dándote un recorrido por las distintas maneras de incluir este producto en la vida diaria. Liar, mascar y fumar son las más comunes, pero no las únicas vías para disfrutar y aprovechar las propiedades naturales de las hojas.

El tabaco en la vida diaria

Disfrutar de un buen puro se ha vuelto un lujo poco alcanzable en algunos países. Las regulaciones e impuestos han llevado a muchos fumadores a buscar otro tipo de consumo del tabaco que se adapte a su ritmo de vida y su bolsillo. Lo cierto es que el mercado ofrece muchas formas para aprovechar sus propiedades relajantes y placenteras.

En tiempos modernos la manera regular de incluir el tabaco en la vida diaria es través de cigarros y cigarrillos, es decir fumarlos. Esto debido al fácil acceso para adquirir estos productos por unidad o cajetilla. Los precios entre ambos pueden variar y también su aceptación social.

También es común el uso de eCigar o cigarrillo electrónico en hombres y mujeres adultos. Este disminuye en cierta manera la imagen negativa asociada al fumador. Sin embargo, no permite aprovechar en pleno las propiedades de las hojas del tabaco.

El uso del tabaco es frecuente en millones de personas. Bien sea fumado, en infusiones, pasta, mascado, como cura para heridas y más.

¿Qué tipo de consumo de tabaco se adapta a tu estilo de vida?

Si eres un aficionado del tabaco de seguro has intentado probarlo en todas sus formas y sabores. Esta es una meta difícil de alcanzar ya que algunas de las formas de consumo están reservadas a ciertos países y culturas. En cuanto a las variedades de hojas y mezclas la lista es extensa e inalcanzable si los recursos económicos son reducidos.

A pesar de esto hay tipos de consumo del tabaco que son asequibles para la mayoría. Vamos a dar un paseo por las formas más habituales de disfrutarlo y sus implicaciones.

Tabaco para fumar

Es la manera más conocida de consumir tabaco. En esta se basan las grandes industrias dedicadas a este sector en el mundo. Fumar es una actividad relajante, pasiva y placentera. Por eso se ha popularizado en tiempos modernos a diferencia de otras como el rapé o el mascado. Los cigarrillos, cigarros, pipas y máquinas para liar las hojas de tabaco son de fácil acceso en el mercado.

La variedad en productos para fumadores hacen que este se adapte a casi cualquier estilo de vida. Para el ritmo de la ciudad, el ajetreo del trabajo, los estudios y la vida nocturna el tabaco es un medio para disfrutar el día a día. Hay numerosas formas de fumar, te mostraremos las más comunes en la actualidad.

  • Cigarrillos: Con una enorme comercialización, variedad de marcas y precios asequibles para adultos y jóvenes universitarios. Son portables y se pueden transportar a cualquier lugar sin llamar la atención. Los costos son inferiores a los de los puros, un tipo de tabaco más grueso.
  • Cigarros: De mayor dimensión y calidad en elaboración que los cigarrillos. También hay una extensa variedad. Es ideal para fumadores exigentes, amantes de la experiencia y la calidad. Este producto está asociado a la riqueza, el estatus y los negocios.
  • eCigar: Para aquellos que desean reducir la adicción a la nicotina y optimizar sus gastos al adquirir el dispositivo.
  • Pipas: Disponibles en materiales como madera, vidrio, porcelana, metacrilato, arcilla y ebonita. Ofrecen una experiencia única para el fumador. Existen variaciones de mayor complejidad como la pipas de aguas o narguile. Esta forma de fumar ofrece mayor seguridad al consumidor porque aleja contacto directo del tabaco con la boca. Tiene menor presencia de nicotina y no es necesario inhalar el humo. Aprender a fumarla requiere tiempo y paciencia.
  • Liado: Liar los cigarros por cuenta propia representa una salida económica para los fumadores. Esta opción es común para cualquier persona, permite controlar el consumo y experimentar con las hojas de tabaco.

Escoger una manera de consumo depende de tu ritmo de vida, economía, acceso a los materiales y experiencia.

Tabaco para mascar y productos sin humo

Una forma recurrente para consumir es el mascado. Es una opción para disfrutar del tabaco en cualquier lugar ya que no existe humo que perturbe a otras personas, ni se debe lidiar con la zona de fumadores. Se coloca una porción del producto en la boca y se comienza a mascar. Esto ayuda a liberar la nicotina que se encuentra en su interior.

En la antigüedad este era uno de los métodos favoritos para consumir este producto. Si buscas seguir disfrutando del tabaco sin humo, culpa o señalamientos, mazcarlo es una solución. Si acostumbras a viajar podrás llevarlo sin problemas, no ocupa casi espacio.

Otros productos de este tipo son los snuff, un término que se aplica al tabaco sin humo bajo la figura de cremas, polvo y pasta. Su producción es popular en países como la India. En este lugar también es recurrente el uso del Gutka un preparado en polvo con nuez de areca, tabaco, cal, parafina y saborizantes. Una de las ventajas de estos productos es que son económicos, pero en España pueden ser difíciles de conseguir.

Tabaco rapé

La mezcla de tabaco para rapé se consume a través de la nariz para potencializar los efectos del producto. Es llamado “tabaco sagrado” por la creencia de que conectaba con los dioses y el más allá. Una de las ventajas que tiene es su preparación natural a partir de hojas de tabaco. Estas se trituran hasta obtener un polvo fino.

Es un tabaco recomendado para quienes buscan nuevas experiencias y con conocimiento previo de otro tipo de consumo.

Tabaco con fines medicinales o alternativos

No es un secreto que las hojas de tabaco tienen propiedades medicinales. Estas fueron aprovechadas por antiguas civilizaciones y, aún en algunas zonas, se utiliza para el tratamiento de enfermedades y heridas. Este tipo de consumo está destinado a personas que buscan una salida a la medicina alternativa.

Las hojas de tabaco funcionan como antiinflamatorio, analgésico y antioxidante. Los cataplasmas con la planta alivian dolores y heridas. La aplicación en enemas trata los parásitos intestinales, hernias y estreñimiento. Se usa en productos de aplicación común como champús para combatir liendres y piojos; en mascarillas para el acné y para aliviar hemorroides.

Las infusiones funcionan en el alivio de enfermedades como la bronquitis. El tipo de consumo de tabaco alternativo te ayudará a aliviar numerosos tipos de problemas. Por eso hay que contar con variedades de hojas como la virginia strip o la burley en el botiquín.

Consejos para escoger el tipo de consumo

Para saber qué tipo de consumo del tabaco se adapta a tu estilo de vida tenemos ciertos lineamientos, en caso de que las explicaciones no sean suficientes.

  1. Toma en cuenta tu economía: Tus ingresos influyen en el tipo de tabaco que puedas comprar. Para mascar, los cigarrillos y el liado son asequibles; mientras que el precio de los cigarros y pastas es superior.
  2. Círculo social: Los hábitos del consumidor tienen que ver con su círculo de amistades. Si en tu grupo comparten el gusto por los puros es probable que te inclines hacia eso.
  3. Accesibilidad a los productos: No en todos los países las pastas y polvos de tabaco son fáciles de conseguir. El tipo de consumo que escojas depende de este factor.
  4. Comodidad al consumir: Debes sentirte a gusto con la manera de disfrutar el tabaco que escojas.
  5. Creencias religiosas o culturales: Algunas personas prefieren el rapé o el mascado por ser parte de tradiciones ancestrales. Por cuestión de religión, también se inclinan por el consumo de puros.

¿Ya elegiste qué tipo de consumo del tabaco se adapta a tu estilo de vida? ¿Qué forma te llama más la atención? Déjanos saberlo en los comentarios.

Deja una respuesta